lunes, 20 de agosto de 2012

Uno de esos mil momentos mágicos que vivimos.

Pienso una y otra vez en cada uno de los momento que me regalas, los imagino en mi mente repetidas veces y sonrío al darme cuenta de la cantidad de momentos que nos quedan por vivir.

Y cuando estás aquí, jugueteo con mis dedos y los tuyos. Acaricio tu cara y tú me respondes con un beso. Tarareo mil veces nuestra canción en mi cabeza y, cuando me despisto, lo estoy haciendo en voz alta, entonces tú también lo haces. Y sonrío. Siempre me sigues el juego.
Te provoco, me acaricias, te beso. Tus manos se me adelantan, te esquivo, me miras, sonrío. Me encuentras y entonces, nos sumergimos en un mundo que nadie, absolutamente nadie, puede entender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario