martes, 21 de agosto de 2012

thank you

El tiempo pasa, pero muy lentamente. Parece que nunca llega el momento. ¿Llegará?.
Hoy recuerdo que hace algún tiempo, moría por detener el tiempo, porque las personas que antes había en mi vida fuesen las que durante toda ella me acompañaran. Me negaba a conocer a nadie, no me interesaba nada más que lo que conocía. Y ahora pienso, ¿fue tan bonito vivir en la ignorancia?.
Igual que ahora, antes sabía que las cosas no eran como yo las veía, pero me daba igual, me conformaba con las sobras. Ahora reflexiono, y me hace gracia.
Veo lo que tengo y me parece tan patético mi comportamiento... Nunca nada mereció la pena.
Le doy gracias al tiempo, porque es el único capaz de demostrar esas cosas que las personas nos negamos a admitir. Y al final, acabamos admitiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario