martes, 21 de agosto de 2012

Teatro

Que nunca hable de ello no signifia nada. No hay un solo día en que no eche de menos aquel mundillo de las actuaciones, los nervios y los ensayos. No hay un solo día en que no piense que sigo cada vez con más ganas de dedicar tiempo al teatro. Pero eso no quedó ahí. Voy a hacer teatro. Estoy convencida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario