viernes, 17 de agosto de 2012

Reflexiones

Estoy aquí sentada, esperando oir el motor de un coche con la música más alta de lo que la llevan los vecinos. Y el corazón me palpita como si fuese la primera vez que te veo. Estoy ansiosa de verte, de sentir tu olor, de que me des uno de esos besos que hacen que olvide que el mundo existe más allá de nosotros dos.
Me paro y pienso cómo es posible que yo haya llegado a esta situación de enagenación mental, esta vez no transitoria. No encuentro respuesta pero me encanta. Me encanta saber que cuento contigo, me encanta mirar mi futuro y que mi futuro seas tú. Me encanta decidir años antes como se llamarán nuestros hijos y me encanta comprobar que la unión de nuestros apellidos no queda feo para que la lleven nuestros hijos.
Me encanta despertar cada día y esperar tu llamada, me encanta saber que pronto no esperaré una llamada sino un "buenos días" acompañado de un beso que me dará la vida cada día.
Me encanta saber que tú eres tú y que yo soy yo...y unidos, somos nosotros.
"Porque tú eres tú y yo soy yo, y esos es maravilloso, porque me llenas la vida de vida..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario