domingo, 4 de septiembre de 2011

nosce te ipsum, γνῶθι σεαυτόν

De aquello que me diste, de lo que no me diste, y de lo que pensaste darme y no me diste, tengo aún más de la mitad. Sacié mis ganas de tenerte aqui, compartiendo momentos con gente desconocida, que poco a poco dejaron de serlo. Bailé con quien me lo propuso, jamás negué una conversación y mucho menos una sonrisa. No es difícil saber cómo soy, porque no soy más que esto. Ahora lo sé. Ahora ya me conozco, aunque quizá siga sin saber hasta donde llegaría en determinadas ocasiones. Pero he aprendido a hacer lo que me apetece y a no pensar en nada más, aunque a veces sea duro aceptar derrotas. Soy una cajita, quizá vacía para muchos, que quien consigue abrirla, se encuentra a él mismo dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario