martes, 16 de agosto de 2011

El diario de Noah.

Soy un bandido nocturno, enmascarado, huyendo a caballo de soñolientos pueblos fantasma, galopando bajo la luna amarilla con las alforjas llenas de oro en polvo. Soy joven, fuerte apasionado. Derribaré la puerta, cogeré a mi amada en brazos y la llevaré el paraíso.
¿A quien quiero engañar?
Llevo una vida sencilla.Soy un tonto, un viejo enamorado, un soñador que suspira por leer poemas a Allie y abrazarla siempe que se presente la oportunidad. Soy un pecador con muchos defectos, un hombre que cree en la magia, pero me siento demasiado viejo para cambiar, o incluso para tomarme la molestia de intentarlo.

Es la esperanza lo que me impulsa a seguir, no hay garantías, como si se tratara de una apuesta. Podéis llamarme soñador, ingenuo, o cualquier cosa por el estilo, pero estoy convencido de que todo es posible. Sé que las probabilidades y la ciencia están contra mí. Pero también sé que la ciencia no es infalible, la experiencia me lo ha demostrado. Por eso creo en los milagros, por inexplicables o increíbles que parezcan, existen y pueden contradecir el orden natural de las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario