jueves, 24 de febrero de 2011

Quizá

Cuanto más digo que no, más deseo hacerlo. Voy a tener que empezar a decir que sí.
Yo soy de causas perdidas. Yo soy de las que huyen de las dificultades. De las que le gusta caminar por un sendero de rosas, no por el de piedras si me dan a elegir. Yo soy de esas que, veo al lejos cuando las cosas no son posibles y siempre las dejo a un lado e intento otra. No huyo de los problemas pero tampoco los persigo. Pero esto es inexplicable. Cuanto más digo que no, más deseo hacerlo. Pero no basta solo mi intención, se necesita algo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario