lunes, 28 de febrero de 2011

Atracción fatal


Y sabemos que es prohibido. Más que nunca, no permitido. Mal por tus razones, y mal por las mías. Mal al fin y al cabo. No puede ser. Pero tus ojos se clavan en los míos. Y faltas, y te busco entre la gente. Con disimulo, te hallo, me encuentras, me pillas buscandote, me pillas encontrandote. Te das cuenta del suspiro lanzado al roce de tu piel. Pero yo tambien lo hago, me doy cuenta del brillo de tus ojos, de tu actitud delicada hacia mi. Me doy cuenta que tu tambien me buscas y que sonries cuando me encuentras. Nos damos cuenta de que algo pasa, pero tenemos que mantenerlo en secreto. Es más, tenemos que hacer como si no pasase nada. Hay que fingir que no hay atracción. Hay que seguir con nuestras vidas, y vernos poco, muy poco... Tenemos que conseguir que esto quede solo en lo que es. Que nunca pase nada más. Qee no probemos ninguno el licor delicioso de la manzana prohibida.

2 comentarios: