jueves, 11 de abril de 2013

Uno de esos días




Hay días en los que te despiertas y no tienes muchas ganas de hacer nada, aunque luego giras la cabeza y él está ahí. Es entonces cuando desaparece tu apatía y sientes ganas de vivir.
Hoy es uno de esos días, en los que me siento bien.
Gracias por encontrarte siempre al final de mis dedos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario