domingo, 30 de octubre de 2011

Egoísmo, egocentrismo.

Como ya dijo antes el gran filósofo Thomas Hobbes, el hombre, es decir, el ser humano, es egoísta por naturaleza. Y jamás me atrevería a juzgar generalmente a todos los humanos, como si estuvieran cortados con la misma tijera, sin tener absoluta seguridad en lo que estoy diciendo y por consiguiente, poderlo demostrar.
Todo lo que hacemos lo hacemos por beneficio propio, nunca hacemos nada por nadie que no seamos nosotros mismos. Es duro creer en esto, pero es la pura realidad.
Así explicado, comprendo todas las ideas contrarias que se os puedan presentar a los que leéis esto, pero confío en poder eliminar esas ideas con varios ejemplos.
Cuando conoces a alguien, y poco a poco lo vas considerando amigo o amiga, realmente es porque tú te sientes a gusto con esa persona. Es decir, la propia amistad, calificada durante mucho tiempo del "amor" mas sincero y puro que existe entre las personas, es el primer ejemplo de egoísmo humano que se me ocurre.
Pero claro, también está cuando actúas por hacer feliz a otra persona. Por ejemplo: cuando apadrinas a un niño del tercer mundo, se supone que lo haces por él, para quitarle hambres y penurias, pero realmente lo haces por ti mismo. Porque tú te sientes mejor al hacer feliz a otra persona. De nuevo egoísmo...
Incluso a veces tenemos que pasarlo mal, por la felicidad de otra persona, y es el último ejemplo que pondré para terminar de explicar esta teoría. Tienes tu pareja, y eres feliz con esa persona, es ella todo lo que necesitas para ser feliz, pero la otra persona no es feliz contigo. te ves obligado a sacrificar tu propia felicidad por la felicidad de la persona amada, y la dejas marchar. Puede parecer que tú lo pasas mal, para que la otra persona lo pase bien, y es así, pero en realidad tú te sientes mejor porque estás haciendo el bien a la persona amada.
Así pues, después de intentar explicar todos los casos de ideas contrarias que se me ocurren, digo abiertamente, de acuerdo con Hobbes, que es ser humano, es EGOÍSTA por naturaleza. Y que nadie hace nada por nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario