viernes, 30 de septiembre de 2011

The sky is the limit.

Ponerme el mundo por montera, alzar la cabeza y ver más allá del cielo. Sentirme libre, capaz, independiente. Correr y parar cuando quiera sin tener que esquivar nada. Amar hasta romper las barreras de la sociedad. Sentir que puedo hacer todo esto y más y que los demás lo sientan a mi vez. Detener cada palabra hiriente de la boca del mundo y de todo el mundo. Dejar a un lado la competitividad, la envidia y el egoísmo. Creer que todo es posible y que nada no se puede hacer, puesto que no es una acción. Gritar que somos libres, volar en libertad por el infinito cielo que nadie sabe donde terminará, hasta encontrar el límite y entonces, volver atrás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario