jueves, 4 de agosto de 2011

Es un secreto, no se lo digas a nadie.

Tu también lo prometiste
Fuimos dos equivocados,
equivocados.

Y ahora este sitio esta lleno
de noches sin arte
de abrazos vacíos
de mundos aparte
de hielo en los ojos
de miedo a encontrarse
de huecos, de rotos, de ganas de odiarse
ya lo llevo sintiendo, me quedo sin aire
el cielo ha caído, se muere, se parte
Solo es un infierno sostenido.
Solo es un esfuerzo relativo.

Por el miedo a equivocarnos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario