sábado, 6 de noviembre de 2010

La armadura

Te crees ser una fortaleza, y torres más altas caen. Por mas grande que contruyas esa barrera siempre hay alguien que puede sobrepasarla. Puedes aparentar ser muy fuerte, pero siempre hay alguien que conoce tu debilidad y hace que dejes de creer que eres fuerte. En el momento que ves que todo te supera, es cuando ves que el héroe siempre necesita un héroe.
Ya no eres la persona que haces creer a los demás. Se te cae la armadura en pedazos, pero tú no quieres que se caiga. Prefieres seguir aparentando ser quien no eres. Te gusta mucho más esa persona que la que realmente eres. Y es normal...

"No es fácil ser uno mismo, ni es fácil saber entenderse"


Es mucho más fácil cuando sólo tú sabes cómo eres...y puedes actuar con los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario