lunes, 1 de noviembre de 2010

Aquellos momentos en los que no estábais...

No se porqué al veces se me olvida que soy muy pequeña, quizá demasiado, y al olvidarseme pienso que hay cosas que ocurren por mi, o para mi.
Antes no creía en las casualidades, o al menos me costaba creer, pero ahora, cada vez soy más crédula.
Ha sido una estupidez pensarlo... pero a veces odio que me lo digas así.
Odio darte una noticia, que me hace feliz y que tu respuesta se lleve mi ilusión en décimas de segundos. Que me hagas ver las cosas tal y como son demasiado pronto y que no me dejes disfrutar de mi ignorancia. Odio que te adelantes a los acontecimientos, decirte que paso de lo que me digas y que despues ocurra, es como vivirlo dos veces.
Odio dejar de hacer algo porque ya os ha salido mal antes, no tiene porque salirme mal a mi, aunque despues, la mayoría de las veces lleváis razón.
Odio que no me dejéis equivocarme, que me sobreprotejáis. Odio que os metais en mi vida y que opineis de ella sin yo querer saber vuestra opinión, cuando la mayoría de las veces es negativa vuestra opinión.
Odio que aquél día, ese que para mi fue importante... no me apoyarais. Y que ni siquiera os preocupaseis despues por preguntarme que tal salió. Os odie en ese momento, por no poder compartir esa noticia tal y como quería. Como yo la sentía. Era importante y vosotras no estábais. Odio recordarlo sin vosotras...
Hay veces que se os necesita más de lo normal, y que no sabeis daros cuenta...

2 comentarios: