domingo, 24 de octubre de 2010

La sonrisa que desapareció

Decía que todo lo resolvía con una sonrisa. Decía que era su arma más letal, sonreir a las adversidades. Decía que nada la preocupaba y si algo lo hacía, nunca, nunca dejaba de asomar esa pequeña sonrisa que le alumbraba el rostro. Decía que, nada en la vida podría hacerla infeliz. Presumía de no enamorarse nunca, siempre dijo que no lo haría, no permitiría que nadie le borrara su preciosa sonrisa. Pero, algo falló. Nunca supo en que momento, la sonrisa despareció. Sabía cual era el motivo, lo conocía a la perfección. Un día despertó y algo dentro le había cambiado. La cara es el espejo del alma. Y ahora su alma no sonreía. Todo, poco a poco, fue dejando de tener sentido. Lo que antes solucionaba con una sonrisa, ahora ya no. Lo intentaba y sonreía. Pero se daba cuenta de que con ese gesto se estaba convirtiendo en otra persona. Ya no era la misma. Había llegado justo al punto que juró nunca llegar. Había..dejado de sonreir y eso la trastornaba.

"Cuando llega ese momento, dejas de controlar tus sentimientos, te vuelves irracional. No tienes la culpa de eso..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario