sábado, 28 de septiembre de 2013

Next

Y grita, pero que tus palabras no suenen muy alto. Y llora, pero que tus lágrimas nunca se derramen, y sueña, pero que tus ojos nunca se cierren. Y piensa, pero que tus pensamientos nunca terminen en ti mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario