martes, 9 de julio de 2013

Preguntas al aire

Dicen que el amor todo lo puede, y si es así: ¿Por qué por más que cierro los ojos y suplico estar contigo, cuando los abro sigo aquí, a kilómetros de ti?
Que alguien me explique por qué hay cientos de parejas juntas todos los días que no quieren estarlo y lo hacen por inercia, y las que de verdad quieren estar juntas, por circunstancias no pueden.
Que alguien me explique como aceptar esto de una manera tranquila, sin desear a cada instante montarme en el tren y volver allí. Porque aquello fue mucho más que una situación, fue un mundo construido entre los dos que sabíamos que acabaría, pero nunca quisimos aceptarlo. Ahora, y lejos de todo aquello, creo que seguimos sin querer aceptar que no podemos despertarnos juntos cada mañana. Creo que cada noche cuando estamos dormidos seguimos buscándonos mutuamente, y despertamos dándonos cuenta de que no estamos acompañados.
Porque seguimos viviendo allí cuando pensamos en ello, porque seguimos juntos cuando uno de los dos se detiene a imaginar cualquier momento de los que hemos vivido.
Porque, a pesar de todo, las aguas volverán a su cauce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario