lunes, 23 de abril de 2012

te quiero

Como duele el amor
cuando no tienes su calor,
perdido estás
cuando sientes su dolor,
un frío desolador.
Te sientes débil sin él
y con él sientes valor.
Sus dulces besos
me hacen preso
me provocan sensaciones
que hielan mis huesos.
Maldita la distancia
que te envuelve en ella
y en ella su ausencia.
Devuélveme tus besos
para saciar mis ansias
devuélveme tu calor
para poder sentirte amor.
Dame tu fragancia,
y volveré a respirar.
Porque sin tí
no puedo estar.
Te echo de menos
cada segundo que pasa,
echo de menos
como me abrazas,
como a mi corazón,
si lo deseas alcanzas
y con tus frases
me das esperanzas.
Miro al cielo cada noche
y observo las estrellas
con el fin de encontrarnos
en alguna de ellas.
MI bella princesa,
veo este amor
cada vez con más pureza
y mis latidos
suenan con más fuerza.
Qué has hecho,
qué me has hecho,
que a cada segundo
quiera estar en tu lecho,
sentirte en mi pecho
y por ti cruzar
cual más oscuro trecho.
Mi corazón me habla
y al grano iré derecho
púas espinadas siento
su razón, mi lamento,
no deseo tener poder,
y en cual su talento,
solo quiero tu amor,
en mis noches de tormento.
Seré manta que te arropa,
aquella gota en tu copa,
esa cura...
para tus lágrimas rotas,
la mano que te alza,
en caídas y derrotas.
Maldita esta mente,
observo la nada,
sin importarme la gente
solo pienso
en tenerte en frente.
Para decirte,
que nada es frecuente,
que lo que no existía,
ahora es permanente,
Y que solo tú,
has sido, eres y serás
mi vida y mi muerte.

1 comentario: