martes, 27 de marzo de 2012

Prometida.

-Vamos, pídemelo.
-Está bien. ¿Me concederías el enorme placer de casarte conmigo?
-Y yo nos declaro marido y mujer.
-Puedo besar a la novia.
-Debes besar a la novia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario