miércoles, 12 de octubre de 2011

No es apatía precisamente..

No, no voy a decir que ayer mi mente se mantuvo fría mientras miraba su foto después de tanto tiempo, porque no es cierto. Miles de cosas se me pasaron por la cabeza, miles de recuerdos, buenos y malos. Claro que sentí, claro que siento, pero no es lo mismo de antes. Puedo controlarlo, y, no deseo que venga, ni que pida perdón. Pero sobretodo no deseo que me moleste mientras duermo, que se meta en mis sueños, no quiero. Porque mientras duermo, también siento. Y cuando despierto a veces me siento confundida. No voy a ser hipócrita conmigo misma, así que admito que el corazón me dió un vuelvo ayer, después de mucho tiempo. Pero no, lo único que siento hacia él es indiferencia. Y deseo de corazón que sea, muy muy feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario