sábado, 11 de junio de 2011

Vive

Por esos momentos en los que respiras hondo al percibir el olor a café recién hecho, o el olor de la plancha de vapor que usa tu madre al planchar. Por el olor a pan tostado y a veces quemado. Por esos días que estás contenta sin tener motivos y te dedicas plenamente a impedir que nadie pueda estropear ese sentimiento. Por todo esto y mucho más. Vive.

No hay comentarios:

Publicar un comentario