viernes, 17 de junio de 2011

Un, dos, tres...fácil

La niña dice ahora, que todo duele,
que no controla y que está cansada de no entender.
Y se explica, pero no concreta.
Se enfada, me amenaza y saca la maleta,
porque solo quiere el mundo a sus pies.
A ver esto cómo te lo digo:
puedes jugar si tienes un motivo,
y si no lo miras ¿cómo lo ves?
Es todo: tú, tú,necesito,
quiero hacerlo todo solo por dinero;
así que tu dirás si quieres crecer.
Y siempre es complicado, de vez en cuando,
nos olvidamos de seguir sumando,
y jugar a no dejar de perder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario