lunes, 16 de mayo de 2011

Mi barco

Alguien me dijo una vez, que cuando tuviese dudas, escribiera. Y aqui estoy, escribiendo, aunque este blog no lo uso normalmente para hablar de mi, hoy lo voy a hacer.
Creo que si todo me parece complicado es porque mi subconsciente me dice que no quiero, que ya llegué a mi límite con esto. Ya no estoy a gusto, aun sin razones para estar a disgusto. Tampoco tengo ganas de hacer nada. El ambiente me parece raro, ya no tengo esa ilusión de hacerlo. Y cuando se pierde la ilusión, se van las ganas. Creo que lo único que puedo hacer es entorpecer el gran trabajo que estoy segura que se realizará, y quiero ser honesta con todos y sobretodo conmigo misma. Creo que lo que debo hacer es buscar otros objetivos. Abandono el barco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario