sábado, 9 de abril de 2011

¿Que serías capaz de hacer por amor?

Y desea que él sea feliz, por encima de todo, por encima de todos.
Se equivoca una vez más al hacer algo por él. Y habla con ella, y le dice que él la ama. Le cuenta que nunca se interpondrá, que esté tranquila. Que no es necesario que huya ni que se esconda de él, que no hizo nunca nada que a ella le pudiera molestar, le pide, le suplica que le de otra oportunidad.
Alli se encuentra..., suplicandole a la mujer que le robó a su hombre, que le robó su felicidad que no se marche del lado de aquel hombre que nunca supo hacer nada más que estropear y terminar con todo lo que le importaba. Alli se encontraba, llorando por él, tragando saliva para sacar valor, valor para pedirle a otra mujer que lo haga feliz. Y cuando hubo terminado, se marchó con la cabeza gacha, con lágrimas de dolor recorriendo sus mejillas. Y se marchó, sin saber si habría conseguido algo. Se machó sin saber que desear. No sabía si prefería que todo se arreglara entre ellos o si deseaba que aquella relación tuviera un fin irreversible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario